Info de interés

Como usar los veranillos de invierno a nuestro favor

Enterate como usar esos días de calorcito que se dan en invierno para mantener tu hogar a una temperatura más agradable y consumir menos energía en calefacción.

Los “veranillos” son episodios meteorológicos que ocurren en invierno y de allí el porqué de su nombre.

 Durante el “veranillo”, hay un marcado ascenso de la temperatura habitual para la época, extendiéndose este fenómeno entre 3 y 6 días.

 En esos días, suele ocurrir que al entrar en tu casa sientas “más frío” que en el exterior y por lo tanto continúes utilizando la calefacción. Esto se debe a que las casas poseen una cierta inercia térmica, que tiende a mantener las condiciones de los días más fríos que precedieron a los del “veranillo”.

 Sin embargo, en estos días con una sola acción, se puede reducir total o parcialmente el gasto de calefacción. 

 Ventilar los ambientes es la clave

 Durante los días de “veranillo” es sumamente importante dejar abiertas las ventanas durante las horas donde la temperatura es más alta y en especial cuando hay bajos niveles de humedad en el aire exterior (ejemplo entre las 11:00 y las 16:00 horas). El ingreso del aire exterior con carga sensible de energía por su temperatura permitirá templar las paredes, pisos y techos de las distintas habitaciones. Esto es fundamental para templar toda la habitación. 

 Luego de esta hora es importante cerrar las distintas aberturas, de forma de evitar ingreso de aire con temperaturas más bajas.

 Esta simple acción elimina el uso de calefacción durante esas horas y reduce este gasto en horas de la noche.

 

©2017 UTE | Soluciones Energéticas - Todos los derechos reservados